» Hospital Dr. Gustavo Fricke aconseja cómo prevenir las lesiones por presión o escaras

Hospital Dr. Gustavo Fricke aconseja cómo prevenir las lesiones por presión o escaras

  •  El establecimiento viene reforzando diversas técnicas y actividades de prevención y manejo, lo que ha contribuido en la disminución progresiva de las tasas de lesiones por presión en pacientes hospitalizados. Con la aplicación de estas medidas de prevención, el hospital logró reducir notablemente los eventos adversos asociados a úlceras por presión en pacientes hospitalizados, bajando de un 40% a un 21% entre el 2022 y el 2023.

Este objetivo, corresponde también a un indicador de Calidad en la Atención, evaluado por la Superintendencia de Salud a todos los prestadores u hospitales de atención cerrada acreditados, razón por la cual el involucramiento del equipo de salud es muy importante.

Las lesiones por presión, también llamadas escaras, son lesiones que se producen en la piel, se dan más en adultos mayores a propósito de una presión prolongada en una prominencia ósea (talones, glúteos, codos, parte posterior de la cabeza y espalda) estas se desarrollan personas que por alguna enfermedad o condición, tienen menos movilidad en extremidades y articulaciones sobre todo cuando pasan un tiempo prolongado en cama.

Esto puede provocar una herida que va evolucionando y que incluso, podría llegar a infectarse si no recibe tratamiento oportuno, por lo que la enfermera encargada de Control de Gestión de Enfermería de la Subdirección de Gestión del Cuidado del Hospital Dr. Gustavo Fricke, Leyla Cataldo, recomienda tener algunos cuidados en domicilio, de manera de evitar que se genere una lesión por presión.

“Es importante mantener siempre una alimentación equilibrada, la piel lubricada, limpia y seca en todo momento.  Utilizar jabones neutros y ningún producto con alcohol, los pacientes que están postrados también necesitan cambios de posición de forma recurrente, ojalá cada dos o tres horas y colchones especiales “antiescaras”, es relevante capacitar a los cuidadores en domicilio para que conozcan estas medidas. Además mantener las enfermedades de base controladas, asistir a todos los controles de salud y cumplir con su tratamiento es fundamental para mantener el bienestar y la calidad de vida”.

Ahora bien, si ya no se pudo evitar la lesión por presión, es necesaria la atención  oportuna de un profesional de enfermería y así lo especifica la enfermera Leyla Cataldo: “Es importante que dentro de los controles de salud que tenga esta persona sea valorada correctamente por un profesional de enfermería, realizar un exhaustivo examen físico para detectar la presencia de lesiones por presión,  realizar  seguimiento y  tratamiento oportuno,  el cual puede requerir curaciones avanzadas para mejorar”.

También enfatiza en que, lamentablemente una lesión cuidada de manera regular puede acarrear consigo infecciones. “Después que se regenera el tejido no debería tener problemas y retomar sus actividades habituales, pero puede traer complicaciones si su manejo es inoportuno con el riesgo de generar infecciones a nivel sistémico, local, dolor, secuelas físicas, etc.”