» Unidad de Medicina física y Rehabilitación presenta innovaciones terapéuticas para el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke

Unidad de Medicina física y Rehabilitación presenta innovaciones terapéuticas para el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke

IMG-20180508-WA0000

  • La Unidad de Medicina Física y Rehabilitación presentó a  la comunidad hospitalaria, usuarios y familiares las nuevas prestaciones que desarrollarán en el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke: la rehabilitación en piso pélvico, la rehabilitación en piscina terapéutica y la kinesiología integrativa.

La rehabilitación en piscina es una forma de rehabilitación complementaria al trabajo kinésico en superficie terrestre, que utiliza los beneficios del agua y la temperatura entre 34-35º como herramienta terapéutica, favoreciendo el logro de nuevas capacidades que se verían imposibilitadas en un manejo convencional. Se benefician de esta terapia pacientes con condiciones traumatológicas crónicas y neurológicas como Parkinson, ACV, esclerosis múltiple, entre otros, quienes según indicación médica, deben cumplir con un protocolo y ciertas condiciones de salud para acceder a esta prestación.

En primera instancia se realiza una evaluación tanto en superficie terrestre como en ambiente acuático para trabajar bajo esos objetivos terapéuticos. Se inicia con la familiarización en el ambiente acuático la flotación con ayudas externas, trabajo pasivo-activo según condición  del paciente, y de acuerdo a cada patología, un trabajo bajo modelos específicos de terapia acuática.  Rafael Madariaga, Coordinador de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación, explica que “es una nueva prestación por lo cual ya tenemos una kinesióloga que se está capacitando para llegar formada en este tipo de atención. Lo vamos a enfocar especialmente en pacientes con accidentes vasculares, ese es un polo de desarrollo, ya que se recuperan más precozmente con el tratamiento en el agua”.

En tanto, la rehabilitación de piso pélvico es un conjunto de técnicas kinésicas y procedimientos específicos que forman parte del tratamiento conservador de los trastornos del piso pélvico. Se realiza a hombres, mujeres y niños, derivados por un médico especialista, que presenten diagnóstico de dolor pélvico, incontinencia, preparación pre y post parto, desgarros perineales, reeducación pelviperineal, pre reconstrucción de tránsito, prolapsos, constipación y disfunciones sexuales.

Consiste en tratamiento conductual, fisioterapia, electroanalgesia, neuromodulación períferica, entrenamiento muscular y abdominal, técnicas de bloqueo y educación con el objetivo de recuperar fuerza y resistencia, tratar el dolor, mejorar la sensibilidad y una mejor funcionalidad de la musculatura del piso pélvico.  Rafael Madariaga explica que “ya estamos trabajando en esta terapia, que es una parte de la rehabilitación, que tiene muy buenos resultados. Contamos con dos kinesiólogas formadas en piso pélvico y lo queremos potenciar, trabajando en modelos de atención para el nuevo hospital. Actualmente, tiene una alta demanda que estamos cubriendo, pero ya nos estamos preparando para un aumento futuro”.

Finalmente, la kinesiología integrativa diagnostica, identifica y trabaja terapéuticamente sobre el cuerpo, abarcándolo desde todos sus planos (estructural, bioquímico, psicológico, energético, etc.). Es una herramienta  holística, transversal a todas las edades y patologías.

Se benefician los pacientes que requieren soluciones complementarias a sus problemas o dolores. Aplica técnicas de Medicina China (meridianos o flujos energéticos y tuina, masaje terapéutico), de Medicina Ayurveda (yogaterapia, alimentación natural), Medicina complementaria y Alternativa (reflexoterapia, auriculoterapia), Medicina Vibracional (terapia vibracional, flores de Bach) y técnicas de osteopatía sutil (técnicas manuales que mejoran o normalizan la estructura tratada).

El Coordinador de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación señala que se trata de un proyecto en desarrollo, que ya cuenta con una kinesióloga que se está formando en terapias complementarias: “La terapia complementaria está avalada por el Ministerio de Salud y tenemos una unidad en nuestro hospital. Aunque en otros hospitales no conocemos experiencias similares, hay esfuerzos locales que queremos dejar establecidos como una opción de tratamiento.  Esta propuesta nace junto con la especialización de nuestra kinesióloga, que ha visto buenos resultados en pacientes con cáncer de mama, a quienes trata con buenos resultados a través de la terapia física complementaria a la tradicional. Vamos a seguir con las pacientes de este tipo de patología, para desarrollar esta experiencia y expandirla”, afirma.

Dentro del Nuevo Hospital, la Unidad de Medicina Física contará con un espacio de 1580 m2, 7 boxes y una amplia área de terapia ocupacional, además de una piscina terapéutica temperada de las pocas que existen en el sistema público de salud, camerinos y duchas para los pacientes. Y con ascensores cercanos y acceso fácil para los hospitalizados, que como parte de su tratamiento podrán utilizar sus instalaciones todo el tiempo que precisen, con lo que se puede garantizar el seguimiento y la atención precoz, y con ello la recuperación más temprana e integral.