» Anatomía Patológica y Tecnologías de la Información en el Nuevo Hospital: mejorando el trabajo funcionario y la atención a los usuarios

Anatomía Patológica y Tecnologías de la Información en el Nuevo Hospital: mejorando el trabajo funcionario y la atención a los usuarios

FOTO anatomia patologicaOrientada al análisis de biopsias, piezas quirúrgicas, citologías y necropsias, la labor de Anatomía Patológica es fundamental para la realización de diagnósticos en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, lo que implica desarrollar un sistema informático acorde a los desafíos que impondrá el Nuevo Hospital.

Las TICS – Tecnologías de la Información– provocarán una mejora en los procesos, pero de manera más relevante, en las personas, funcionarios y usuarios que conviven y se benefician con la eficiencia y la intercomunicación de los sistemas. Anatomía Patológica contará con un sistema  de información que involucra el procesamiento de muestras y acceso a la Ficha Clínica Electrónica.

Mejorando la trazabilidad, seguridad, calidad y eficiencia

Esta Unidad consta de las áreas de Patología y Citología, orientadas a biopsias y análisis de muestras, y de Tanatología, que incluye necropsias y la morgue hospitalaria. La Dra. Jessica González, Jefa de la Unidad, explica que, para el caso de las biopsias, esta tecnología permitirá la recepción de muestras con código de barras, con la solicitud ya ingresada electrónicamente, lo que facilitará su cotejo. “El análisis de las biopsias se facilita porque en los casos más complejos, en la actualidad se tiene que solicitar la ficha clínica del paciente al archivo, lo que significa 48 horas hábiles, en cambio en el nuevo hospital vamos a poder acceder directamente a la ficha electrónica”.

Jorge Leiva, Profesional de Puesta en Marcha explica que “el hecho de que se registre las solicitudes en el HIS (Sistema de Información Hospitalaria) y las muestras vengan codificadas, significará un mejor control desde que se origina la muestra hasta que se procesa, por lo tanto, cuando se recibe con el código de barras, se cuenta con un conjunto de datos que hoy puede que no vengan completos o con una letra ilegible. Al tener codificadas las muestras tienes una correlación entre la muestra y la solicitud asociada y se eliminan los libros”.

Agrega la Dra. González que “los tiempos y la calidad del trabajo también va a ser mucho mejor porque van a ser mediante la lectura de código de barras. Eso ya mejora la atención y la rapidez de los procesos”. Y por otra parte, si se quieren rescatar estudios anteriores, también estarán asociados al historial clínico, a través del cual el profesional tratante podrá solicitar estudios complementarios y revisar los resultados.

Y cuando se trate de resultados críticos, se activarán alertas informáticas para los profesionales de la salud involucrados en el caso y para la Unidad que debe ponerse en contacto con el paciente, todo guardando los protocolos de seguridad y confidencialidad de la información.

 Entornos más amigables

Pensando en complementar los entornos físicos más amables que tendrá la morgue en el Nuevo Hospital – con amplias salas de espera, accesos y salidas diferenciados – esta área también contará con sistemas que facilitarán los procesos. Los pacientes fallecidos serán ingresados con su brazalete codificado, con las solicitudes de necropsia ingresadas previamente en HIS. Todo esto se complementa con equipamiento que facilita y acelera los procedimientos, lo que permitirá a los familiares recibir a su fallecido en plazos más acotados y en horarios extendidos.

En línea con la red del Servicio de Salud

Asimismo, el llamado Bus de Servicios ESB permitirá que los demás establecimientos de la Red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota se conecten, permitiendo la derivación de muestras codificadas y solicitudes electrónicas, lo que mejorará los tiempos de atención, la seguridad de la información y la reducción de papeles.

Impacto en los equipos de trabajo

Los funcionarios de la Unidad, se integraron a los distintos procesos junto al equipo de Puesta en Marcha del Hospital y Gestión del Cambio, entendiendo las dimensiones del cambio en sus procesos de trabajo. Según Jorge Leiva, “este grupo humano siente la necesidad y se da cuenta de cómo mejora su entorno en términos físicos, de tecnologías, de equipamiento, y la gente está comprometida, tuvieron la disposición de compartir sus procesos en el lenguaje más sencillo posible y les dimos las herramientas para documentarlos,  y ahí se nota este trabajo en equipo”. “Todos los grupos humanos pasan por un periodo de adaptación”, complementa la Dra. González. Cuando la gente sea capacitada en estos nuevos programas y formas de manejo, va a notar que esto es más fácil y más amistoso que estar tipeando y revisando los errores. El aumento de la capacidad también significa un aumento de la cantidad de funcionarios, con espacios para que más gente pueda trabajar cómoda, e incluso contar con una mejor sala de estar, lo que mejora el entorno laboral”.