» Acceso a la Salud de extranjeros turistas y migrantes

  • Acceso a la Salud de extranjeros turistas y migrantes

    vina-del-mar_playa_shutterstock-DST154-mpo66gox42oxtcmbq464m03gty1jxqwp7u55cdfxrk

    Son cerca de 6 millones los turistas extranjeros que ingresan anualmente al país, y un millón lo hace a través de Cristo Redentor, paso fronterizo de la región de Valparaíso. De ellos, unas 120 mil personas de otras nacionalidades visiten la zona costera, lo que implica un desafío tanto para la Red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, como para su hospital más complejo, el Hospital Dr. Gustavo Fricke. Debido a la alta demanda durante la temporada estival, es importante recordar los protocolos que existen en nuestro país para garantizar la atención en salud de los turistas, en especial los internacionales, que puedan enfrentarse a un accidente o a una enfermedad o descompensación.

    Pero ¿qué extranjeros definimos como turistas? De acuerdo al Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior, son todos aquellos que ingresan al país con fines de recreación, deportivos, de salud, de estudios, de gestiones de negocios, familiares, religiosos u otros similares; sin propósito de inmigración, residencia o desarrollo de actividades remuneradas. Su estancia puede extenderse entre 1 y 90 días.

    Según la Superintendencia de Salud , para efectos de atención de urgencia o emergencia vital, todos los extranjeros tienen derecho a ser atendidos por la red asistencial.  Se hace hincapié en que estos visitantes en general tienen seguros de salud internacionales, lo que les permite acceder a prestaciones de salud no solo en el Hospital sino en el SAPU de la comuna donde se encuentren, a lo largo de todo el país.

    Y cuando no se trata de una situación  de gravedad, el turista deberá con contar con un teléfono de contacto de su seguro, para que se dé validez a las cláusulas contratadas. De acuerdo a Patricio Ulloa Jefe de Recaudación del Hospital Dr. Gustavo Fricke, “casi siempre los turistas europeos tienen seguros, lo que no se repite con la misma rigurosidad en Latinoamérica”.

    Ángela Seguel, Jefa de Servicio Social y Referente de migrantes del Hospital Dr. Gustavo Fricke, afirma que “FONASA y otras instituciones parten de la premisa de que cualquier turista debe venir con un seguro. Independiente de que tenga la intención de quedarse, desde el día 1al día 90 de estadía es un turista”. “Pero, afirma, ningún centro clínico u hospitalario puede supeditar la atención de salud a la situación legal de quien está en Chile, o a si tiene seguro de salud en una urgencia”.  Asimismo señala que si se trata de un accidente vehicular, un atropello o un choque, al turista, de la nacionalidad que sea, lo cubre el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales o SOAP.

    Condiciones especiales

    Tal como señala Patricio Ulloa, “estos casos los vemos mucho en los meses de diciembre, enero y febrero, pero las autoridades han abordado estos temas en especial con nuestro país hermano, Argentina, donde antiguamente había muchos problemas hasta que nació un convenio bilateral”.  Este convenio con Argentina permite a sus nacionales no residentes en Chile contar con atención de salud gratuita en caso de emergencia. Entendiendo que los términos urgencias y emergencias son definidos como “toda condición de salud o cuadro clínico que implique riesgo vital y/o secuela funcional grave para una persona de no mediar atención médica inmediata e impostergable”.   Caso similar ocurre con el convenio de Seguridad Social España Chile, que permite a ciudadanos españoles acceder a prestaciones sanitarias de FONASA.

    Asimismo, en el marco de otras normativas ministeriales y en convenio con el Ministerio del Interior y Seguridad Pública se asegura la atención de salud a niños, niñas y adolescentes y a mujeres embarazadas no importando su situación migratoria.

    Tal como amplía Ángela Seguel, “en situación migratoria irregular, mujeres embarazadas y en periodo de post parto, niños menores de 18 años, y personas con enfermedades de riesgo para la salud pública tienen gratuidad por la presunción de carencia, de cualquier nacionalidad”.

    En una urgencia, lo ideal es que el paciente cuente con su identificación o pasaporte para contactar, en caso de ser necesario, a sus redes de apoyo o a sus representantes consulares.

    Salud para Migrantes

    Los migrantes, en tanto, son quienes ingresan al país, en muchos casos por contextos complejos en sus naciones de origen, que buscan en Chile estabilidad política y económica para desarrollar actividades académicas o de trabajo. Tales extranjeros deben cumplir, de acuerdo a la Ley de Migración promulgada a fines del año pasado, con las leyes y normas internas, tener regularizada su situación migratoria, entregar información fidedigna sobre sus antecedentes y fijar un domicilio en Chile.

    De acuerdo al Ministerio de Salud, el marco normativo garantiza a los extranjeros en situación migratorio regular acceso a la atención de salud en iguales condiciones que los nacionales. Al respecto, la Superintendencia de Salud confirma el derecho a acceder a a la red asistencial de quienes estén en situación migratoria regular o irregular, gracias a un convenio existente desde 2014 entre Fonasa y el Ministerio del Interior, mientras están regularizando su situación.

    Los refugiados, por su parte, tienen cobertura total y directa  al sistema de salud, también por convenio especial entre el seguro público de salud FONASA y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública. También serán beneficiarias de FONASA, Seguro Público, las personas inmigrantes carentes de recursos, sin documentos o sin permisos de residencia, con lo cual  se protege a la población en mayor situación de vulnerabilidad.