» Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ aporta a la detección precoz en el Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ aporta a la detección precoz en el Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

·         Policlínico de oncología ginecológica del establecimiento atiende más de 7 mil pacientes al año

El cáncer cervicouterino es el responsable del fallecimiento de dos mujeres al día en Chile. Por eso, este 26 de marzo, Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, el Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ destaca la importancia de la detección precoz en funcionarias y usuarias.

Cáncer curable gracias a la detección precoz

El Cáncer Cervicouterino (CCU) es la presencia de células cancerosas en los tejidos del cuello uterino. Su aparición es más frecuente entre los 35 a 55 años. En nuestro país, el único método que detecta anomalías en el cuello uterino es el papanicolaou (PAP) que, a través del sistema de salud público, se puede realizar gratuitamente cada tres años a mujeres entre los 25 y los 64 años de edad.

Quien lo sabe bien es Carol Baez, una quillotana de 46 años que ha recorrido un camino desde sus sospechas por dolores intensos hasta hoy, en que se encuentra en controles posteriores a la terapia: “Igual fui un poquito irresponsable, hacía más de un año que no me hacía el PAP, tengo fibromialgia y había estado en una etapa muy mala, entonces uno se enfoca en una enfermedad y dejas de lado otras cosas. Uno dice, un control ginecológico puede esperar”. Cuando finalmente se hizo el examen, el resultado fue muy evidente: “El 2 de noviembre llega el resultado de la biopsia diciendo que sí, que era cáncer. El doctor apenas me hizo el examen, en todo caso, me dijo tú tienes cáncer”.

Cuando se detecta el virus en etapas tempranas hay más posibilidades de sobrevida: es el único cáncer que, descubierto a tiempo, es curable en un 100%. Tal como lo explica Jenny Zárate, Coordinadora de Matronería del establecimiento, “la garantía de determinar que un cáncer cérvico uterino está en una etapa muy inicial significa que no voy a tener mayores consecuencias. Si lo detectamos a tiempo, lo tratamos in situ, ahí queda, pero si llegamos tarde, las consecuencias pueden ser incluso mortales”, finalizó.

El Dr. Erasmo Bravo, Jefe Ginecología y Obstetricia Hospital Dr. Gustavo Fricke aclara que “si una paciente no se preocupa, no se examina y no se controla periódicamente, puede pasar desapercibido, especialmente en sus primeras etapas, que es cuando el cáncer puede ser tratado y, por tanto, hacerse la pesquisa en forma tardía, cuando ya los resultados de los tratamientos pueden ser bastante menos eficaces. Por eso es que se importante hacer un llamado a las pacientes a que hagan sus controles, que acudan a sus centros de salud, o a los médicos tratantes de cabecera para hacerse los exámenes de tal forma que si llega a presentarse un cáncer incipiente, poderlo pesquisar”.

Tal como lo corrobora Carol, “uno dice, ya, un control, no importa, dejémosolo para el próximo mes. Y después llega el otro mes y no, para el próximo, y al final vas postergando, y en un año y medio tu vida puede cambiar. A mí, cuando llegué después a Valparaíso derivada de acá, el doctor me cita y me dice, sabes qué yo soy sincero, tú con suerte tienes un 20% de probabilidades de vida, tu cáncer es muy malo y te puedes morir. Entonces, por tu irresponsabilidad de dejar, de postergar, de pensar que tu trabajo está primero, o que otra dolencia, o que tus hijos, o tus viajes, siempre buscamos excusas y nos vamos postergando nosotras. De repente tienes tiempo para ir a la peluquería, tienes tiempo para ir a hacerte las uñas, para ir al gimnasio, para ir a comprar al mall, y si tienes ese tiempo, por qué no lo ocupas para pedir una hora y estas 20 minutos con tu ginecólogo y hacerte el control”.

Atención a usuarias y funcionarias

Respecto a las usuarias, el Dr. Bravo explica que en el Hospital Fricke funciona un policlínico onco ginecológico en el Consultorio Adosado de Especialidades: “Tenemos un policlínico que ha ido creciendo mucho. Cuando nosotros iniciamos nuestro policlínico alrededor del año 2008, 2009, teníamos en consulta alrededor de 3 mil pacientes al año, hoy ya estamos sobrepasando las 7 mil. Por lo tanto, es un servicio y una unidad que ha ido creciendo, felizmente haciendo diagnósticos precoces y tratándolos precozmente”.

Hasta este lugar llegan pacientes derivadas desde la Atención Primaria de Salud. “El mayor volumen son pacientes que se encuentran en una etapa inicial, en una etapa de pre cáncer en que hacemos tratamientos mínimos y con eso la paciente se mejora. Pero también hay pacientes que se encuentran en etapas más avanzadas y podemos hacerles el diagnóstico, el estudio, la etapificación y el tratamiento. Aquellas pacientes que se encuentran en etapa quirúrgica son intervenidas en el Hospital, y aquellas que requieran un tratamiento, ya sea con radioterapia o quimioterapia, se derivan al Hospital Van Buren”, aclara el ginecólogo.

Paulina Arancibia, matrona, explica que “atendemos a las pacientes que tienen pre cánceres, eso quiere decir alguna patología como las neoplasias intra epiteliales, y las pacientes que tienen cáncer cérvico uterino, de ovario, endometrio, hay varios tipos. Estamos encargadas de coordinar toda la atención de los médicos, la citación de las pacientes, les damos hora, somos las encargadas de darles la citación y las indicaciones. También vemos tablas operatorias, citar a la paciente a exámenes, coordinar el día de su cirugía, citar la hora de su PCR, citamos a pacientes nuevas que vienen desde el consultorio con la interconsulta, citarlas a sus primeros controles, eso es lo más importante”.

La paciente Carol Baez, agrega que “siento que hay etapas y hay personas, pero sí hay un equipo médico que se preocupa de ti, que tiene un seguimiento, que sabe que no eres un número más, de empezar a buscar la ficha para pensar y leer quién eres tú, no, ellos saben perfectamente y se preocupan y dicen vamos a llamar y te vamos a tratar de ayudar”.

Y, para favorecer la detección de este cáncer entre sus funcionarias, el Hospital estableció un horario ampliado para que matronas del Hospital pueden efectuar la prueba de Papanicolau en el Centro Médico Funcionario. Jenny Zárate, afirmó que “el llamado es a mantenerlas con su PAP al día, que prevengamos y detectemos un cáncer muy inicial, que tenga las garantías de que está en las prestaciones del hospital, por lo tanto, si tuviéramos que derivarla, va a ser derivada dentro del mismo establecimiento”.