» Especialistas del Hospital Dr. Gustavo Fricke abordan integralmente el dolor post operatorio y crónico

Especialistas del Hospital Dr. Gustavo Fricke abordan integralmente el dolor post operatorio y crónico

·    Crearon la Unidad de Dolor Agudo Perioperatorio y la Unidad de Dolor Crónico del establecimiento, primeras unidades de la región especializadas en este tema.

El dolor es una señal del sistema nervioso  que afecta la calidad de vida de hasta un 25% de la población. Cada persona percibe el dolor de manera diferente y también varía la forma en que afecta sus actividades cotidianas, afectando incluso su estado emocional. En el caso de los pacientes que son sometidos a una intervención quirúrgica, un 65% describe sentir un dolor moderado a severo en las horas posteriores a la cirugía, lo que puede llegar a durar semanas.

Con el fin de enfrentar integralmente este problema, los especialistas del Servicio de Pabellón y Anestesia del Hospital Dr. Gustavo Fricke, crearon la Unidad de Dolor Agudo Perioperatorio y la Unidad de Dolor Crónico del establecimiento, primeras unidades de la región especializadas en este tema.

Manejando el dolor agudo

El Dr. Fernando Aranda, anestesiólogo y Jefe de la Unidad de Anestesia y Pabellones Quirúrgicos del Hospital Gustavo Fricke  explica que “cada persona vive el dolor en forma personal. Y en virtud de eso tenemos que hacer tratamientos que sean personalizados. Puede ser que alguien se haya operado, por ejemplo, del estómago, pero no necesariamente va a vivir la operación de la misma forma que otra persona con las mismas características. Entonces, eso implica que en el equipo de salud también hay que cambiar el concepto del tratamiento del dolor”.

El Dr. Sebastián Córdova, también anestesista especialista en dolor agudo, afirma que el dolor post operatorio “repercute en la parte emocional, pero lo más importante, en la funcionalidad de los pacientes”. Por lo tanto, si existe un buen manejo del dolor, también se reducen “las complicaciones post operatorias, se reducen las estadías hospitalarias, y lo más importante, favorece la velocidad de integración de los pacientes nuevamente a la sociedad”.

El impacto del manejo adecuado del dolor es grande, ya que hay una amplia gama de intervenciones que por su complejidad pueden resultar muy dolorosas. “Dentro de los 40 procedimientos más dolorosos, 22 corresponden a procedimientos de traumatología. Por eso es tan importante que el manejo de estos pacientes sea integral. Y el manejo del dolor a través de estrategias multimodales sea fundamental”, afirma el Dr. Córdova.

Estas estrategias incluyen la aplicación de medicamentos por vía endovenosa, oral o de bloqueo nervioso (aplicación de anestésico y/o antiinflamatorio a un nervio o grupo de nervios); y se utilizan diferentes fármacos para tratar el dolor según su características, tanto para pacientes con dolor agudo como crónico, hospitalizados o ambulatorios.

Abordando el dolor crónico

Por su parte, el Dr. Nicolás Valencia, anestesiólogo a la cabeza de la Unidad de Dolor Crónico explica que quienes se atienden “son pacientes que presentan dolor en alguna parte del cuerpo por más de 3 meses y que han tratado de ser manejados en el sistema de salud primario, o por algún especialista sin mucho éxito. O también aquellos pacientes oncológicos que han tenido una respuesta parcial o insatisfactoria a la terapia con medicamentos”.

“Hay menos de 10 unidades de dolor crónico no oncológico en el país”, afirma el especialista: “Es un área que requiere mayor atención porque se estima que más del 25% de la población sufre algún tipo de dolor crónico, siendo principalmente dolores lumbares, dolores cervicales, cefaleas, dolor de articulaciones, hombro, rodilla, cadera, que muchas veces no son candidatos para cirugía, aquí los recibimos y tratamos de aliviar su dolor”.

El Dr. Valencia agrega que en este policlínico, que está ubicado en la Unidad de Procedimientos Programados, “atendemos principalmente pacientes que son derivados desde otras especialidades dentro del mismo hospital, tal como Traumatología, Cirugía, y también pacientes que son derivados de Cuidados Paliativos para hacer algunos procedimientos intervencionales para manejo del dolor”.

Sin embargo, en el futuro podrán atenderse derivaciones de especialidad tanto desde la Atención Primaria como de otros hospitales de menor complejidad, lo que ampliará la atención actual, que hoy es de 20 pacientes mensuales.

Testimonio de alivio del dolor

Daniel Altamirano es de Viña del Mar y trabaja en Abastecimiento del Hospital Dr. Gustavo Fricke. Desde hacía ya 5 meses un dolor lumbar no lo dejaba tranquilo: “Una sensación como que se aprietan los nervios, duele la columna, siente un tipo de electricidad que te recorre el cerebro hasta la punta de los pies. En realidad he estado alrededor de cinco meses con tratamientos, hemos buscado todas las fórmulas porque mi problema al disco es que se atravesó y se rompió. Entonces, con mi traumatólogo hemos tratado de buscar otra alternativa que no sea la cirugía directamente, entonces es un procedimiento de kinesiología, de quiropraxia, hacer dieta, es un tema de complementación”.

En esa búsqueda terminó en el mismo hospital donde trabaja, pero ya como paciente: “Es muy difícil estar con un dolor en el organismo porque uno que trabaja en el hospital nunca va a esperar pasar de ser funcionario a un paciente”.

Para aliviar el dolor, a Daniel se le realizó una infiltración, que le inyecta una mezcla de anestesia, que proporciona alivio rápido y corticoides para desinflamar por un período prolongado. “Ahora, con este procedimiento, espero estar mucho mejor, me siento un poquito más aliviado.  Me siento privilegiado de estar aquí, si tener un dolor tan fuerte e impensado a la vez, de tener la posibilidad de ser atendido aquí en el hospital nuevo”, afirmó.

La habilitación progresiva de las instalaciones del nuevo Hospital Fricke, además, ha abierto mejores posibilidades para hacer un abordaje más adecuado del dolor, en especial para aquellos que lo sufren permanentemente. Tal como lo señala el Dr. Aranda, “nuestro objetivo en estos años en el hospital, y sobre todo aprovechando las instalaciones del hospital nuevo, es tratar muy bien el dolor intraoperatorio, el dolor agudo, pero también tener la posibilidad de tener el tratamiento adecuado para pacientes que sufran de dolor crónico”.