» Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ reinicia visitas a pacientes hospitalizados adultos

Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ reinicia visitas a pacientes hospitalizados adultos

IMG_1269

  • Tras cerca de siete meses de suspensión, debido a las condiciones epidemiológicas, el Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ reinició, de manera progresiva, las visitas a los pacientes hospitalizados adultos.

Con restricciones, pero entendiendo que estar acompañado de un ser querido es fundamental para continuar la recuperación, se reiniciaron las visitas a pacientes hospitalizados adultos en el Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ. Esta instancia, que se suspendió al inicio de la pandemia para reducir el contagio de Covid, fue retomada por el establecimiento con una serie de medidas sanitarias para garantizar la seguridad de pacientes, visitantes y funcionarios, tal como aclaró su Director, Dr. Leonardo Reyes: “En función de lo mismo, de cómo ha ido evolucionando la curva epidemiológica y el número de pacientes que tenemos hospitalizados por Covid-19, que son menos de 25, hemos decidido reiniciar paulatinamente y con mucha seguridad, el ingreso de visitas a ver a los pacientes hospitalizados. Lo cálido y lo humano en estos instantes es permitir que las personas visiten a su familia con todos los protocolos que hemos estado diseñando para ello, para que ese ingreso de las personas a ver a sus familiares hospitalizados sea con el mayor orden y la mayor seguridad tanto para el paciente como para las visitas, y nuestros funcionarios”.

IMG_1259IMG_1263

Condiciones para una visita segura

Esta oportunidad no está exenta de condiciones, que permitirán ampliar progresivamente el horario y los días de visita, en la medida en que los familiares respeten las normas e indicaciones sanitarias que los protegen a todos. Así lo explicó Sandra Aroca, Subdirectora de Gestión del Usuario: “La persona que viene de visita debe seguir las indicaciones establecidas por la pandemia, esto es, con su mascarilla obligatoria para transportarse y llegar al establecimiento, y una vez estando acá tiene que hacer ingreso con escudo facial o con antiparras, cualquiera de esa dos protecciones oculares además de su mascarilla, y seguir las indicaciones del personal, entre ellas está que vamos a tener lugares establecidos para que puedan lavarse las manos, para que hagan la higiene de manos, tenemos establecidas las medidas de aforo y de distanciamiento físico entre las personas que concurran, y tenemos disponibilidad de alcohol gel en caso de que se requiera si la persona no puede acceder al lavado de manos en algún lugar determinado”.

“Claramente, agrega, el proceso de las visitas es parte muy importante en la recuperación de los pacientes que están hospitalizados, por lo tanto, es fundamental que nosotros podamos establecer las medidas que beneficien a los pacientes y a sus familiares, pero que también sea efectuado de una manera responsable, que sea segura para los funcionarios, para el paciente que está hospitalizado y para las visitas que van a concurrir al establecimiento. Así que el llamado a quienes concurran es que lo hagamos con mucho cariño, con respeto, que mantengamos todos las medidas que están indicadas para la prevención de Covid y que lo hagamos con la mejor disposición porque queremos que sea solo beneficios para nuestros pacientes”, señala Sandra Aroca.

Así, las visitas se distribuirán en diferentes días para evitar aglomeraciones, de acuerdo a un calendario que puede ir ampliándose en la medida que las condiciones lo permitan. Lo que no ha cambiado, es el ritmo de visitas de los servicios pediátricos, que debido a la edad de sus pacientes, mantuvo, con restricciones, el acceso de padres y madres tanto a Pediatría como a la Unidad de Pacientes Críticos Pediátricos.

IMG_1274IMG_1272

Familiares y pacientes felices de volver a verse

Los primeros familiares que visitaron a los pacientes adultos estuvieron, por una parte, felices de haber concretado la visita, y por otra, conformes con las medidas de seguridad. Nidia Pedreros, de Forestal Alto, señaló que encontró a su pareja, en el Área Médico Quirúrgica, “muy bien atendido, hermosa la sala, en verdad da gusto. Él está desde ayer acá, estaba hospitalizado en el hospital antiguo y anoche los trasladaron a esta sala. Estoy contenta, estoy tranquila, está todo bastante organizado, no cualquiera puede entrar. Están llevando a cabo todos los protocolos. Tenía susto porque dijeron que no había visitas pero anoche avisaron que por primera vez iban a recibir visitas hoy. Él está contento porque igual está solo, no es lo mismo que estar en la casa”.

Su paciente, Claudio González, confirma que “soy de Viña del Mar, de Forestal, vecino del hospital. Ingresé acá el día lunes en la mañana”, y reafirma que la visita de Nidia, “es una inyección de fuerza, fortaleza para uno que lo vengan a ver, que no esté solo aquí”, y comprende las medidas de cuidado: “De primera molesta un poco, pero el fin es de bien para todos, así que aunque no guste, hay que aceptar que es bueno, nos protegen a nosotros y a la gente que viene”.

Javier Ramírez, también se fue contento tras ver a su padre, ya mayor. “Vine a ver a mi padre, lleva como una semana hospitalizado en esta parte. Primero estuvo en el hospital antiguo, ahí tuvo algunas complicaciones, lo operaron y lo trajeron a este sector. Está bien atendido, me comenta que el personal es bueno, lo tratan de buena manera y está en una cama que está bien acondicionada para su salud, está bien hasta el momento. Estábamos preocupados porque no habíamos podido tener mucho contacto con él. Pero mi papá se encuentra bien, de mejor estado de ánimo y me dice que está bien cuidado, nos vamos contentos de acá. Es un sistema estricto pero es necesario para lo que estamos viviendo, para evitar cualquier contagio al paciente es algo básico que se haga ese filtro”.

Y el papá, don Jorge Ramírez, también celebra ver a su hijo: Evidentemente hay una alegría interior, una satisfacción de poder ver a los seres queridos que en el caso mío, ya doce días que no los veía, es una oportunidad muy especial y muy bonita. Evidentemente que la parte emocional influye directamente en la recuperación de una persona, de manera que le hecho de sentirse bien, acompañado, que lo venga a ver, que no está abandonado es un aliciente para mejorar, sentirse mejor. Que vuelva de nuevo, es una suerte que haya abierto la posibilidad de las visitas, es una maravilla”.  Don Jorge reflexiona sobre las medidas de seguridad del hospital, que ”para mí es básico, porque si uno hace memoria en 1918 la gripe española se llevó a 50 millones de personas, en esta oportunidad ha habido mejores elementos para combatir el Covid, pero a mi criterio estamos bastante lejos que pueda estar dominada la pandemia. Según noticias por ahí, en enero del 2021 podrían estar saliendo las primeras cantidades de vacunas, entonces hay una responsabilidad personal que es evidente, que todas estas instrucciones tan simples que dan, como el lavado de manos y la mascarilla, y desinfección de cosas que uno tiene en la mano, es elemental seguirlo si uno quiere cumplir con un principio lógico de responsabilidad. Confío en que pronto que las medidas que se han tomado, muy criticadas algunas, muy aceptadas por otros, pero que las medias en general den resultado y podamos vencer la pandemia”.

Finalmente, el Director hizo un llamado a los familiares que se acercan al hospital: “Lo más relevante para poder mantener e ir avanzando paulatinamente en el aumento de número de días y del tiempo de las visitas es que se atengan a las instrucciones que van a darles nuestros equipos de orientación y nuestros equipos clínicos de los distintos servicios y unidades del hospital. De eso va a depender fundamentalmente que este proceso lo podamos seguir llevando adelante, de manera de tener seguridad de que nuestros pacientes no se van a ver afectados, ni las visitas que vengan a verlos, y por lo tanto tampoco nuestro personal, que debe atender a los pacientes y a las visitas que vienen a nuestros servicios clínicos y unidades”.