» Se instala primer resonador magnético nuclear de la red SSVQ

Se instala primer resonador magnético nuclear de la red SSVQ

Resonador Magnético

Con 4 toneladas y media de peso, ya se encuentra instalado en el nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke el resonador magnético nuclear, el primero de la red asistencial del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota.

Este equipo permite la obtención de imágenes del cuerpo en 2 y 3 dimensiones por medio de un campo electromagnético muy potente que estimula los átomos de hidrógeno y a su vez con pulsos de radiofrecuencia para captar estas energías. La Resonancia Magnética es un procedimiento no invasivo e indoloro que proporciona una visión muy detallada de la estructura y composición de los tejidos. No utiliza rayos X, sino campos magnéticos para construir imágenes que ayuden a detectar alteraciones congénitas, infecciosas, traumáticas, vasculares, tumorales o degenerativas en cualquier parte del cuerpo.

Eduardo González, Subdirector de Desarrollo Institucional del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, afirma que “el resonador, a diferencia de los actuales equipos que hoy se utilizan en la red asistencial, es un anhelo importante no solamente para quienes trabajan en salud sino para los usuarios. Cumple una función muy importante porque a diferencia de los rayos, no es invasivo y tiene un nivel de resolución muy alto que puede detectar una serie de anomalías. En la región es el primero del sector público y es importante ser pionero en este tipo de proyectos que constituyen una mejora en la red hospitalaria”.

Este equipo, con la mejor configuración en términos de prestaciones a nivel nacional, contiene implementación que permite estudiar prácticamente todas las partes del cuerpo. En el sistema público es el primero de la región y sólo tiene correspondencia con un equipo similar en el Hospital de Temuco.

Hospital adaptado para una nueva tecnología

Aunque la tecnología del resonador es muy segura para pacientes y funcionarios y permite hacerla sin límite de exposiciones, sí exige ciertas condiciones de seguridad debido al fuerte campo magnético que emana: puertas blindadas contra el campo magnético, un tubo “quench” que permite la salida del gas Helio que se utiliza para enfriar el equipo, y una Jaula de Faraday, que consiste en sellar completamente el recinto con aluminio, que no permite que el  campo magnético pueda ser intervenido ni contaminado. Asimismo, el recinto del resonador se encuentra aislado eléctricamente del resto del edificio, para realizar exámenes sin interferencia electromagnética, es decir, cuenta con filtros que aíslan la electricidad interior sin riesgo de incendios.

Asimismo, se prepara la capacitación de todas las personas que ingresan al recinto, desde funcionarios clínicos hasta personal de seguridad o aseo, ya que cualquier elemento que contenga metal será atraído por el equipo y puede interferir en la imagen o ser arrastrado hacia un paciente, si se encuentra en uso.

Este equipo de Resonancia Magnética se compone de:

  • Un imán de grandes dimensiones donde el paciente puede ingresar.
  • Un sistema emisor de radiofrecuencia, similar a una emisora de radio.Un sistema para hacer cambiar el campo magnético.
  • Bobinas que se disponen alrededor del paciente para recoger la señal de radiofrecuencia, de acuerdo a la zona del cuerpo examinada. Incluye bobinas para mamas, sistema cardiaco pediátrico y adulto, columna y extremidades, entre otros.
  • Camillas donde colocar a los pacientes para que puedan entrar en el imán.
  • Un computador para procesar las señales y generar imágenes.