» Profesionales de matronería se preparan para apoyar a las madres gestantes en el nuevo hospital

Profesionales de matronería se preparan para apoyar a las madres gestantes en el nuevo hospital

PÁG 3 FOTO 1
• Con un promedio de 2.500 partos anuales, el equipo de matronería del Servicio de Ginecología y Obstetricia se capacita para enfrentar los requerimientos de un parto humanizado, concepto que se consolida gracias a las salas de parto integral del nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke.

Este concepto de parto humanizado, promovido por el Ministerio de Salud y su Programa Chile Crece Contigo, considera la atención integral y personalizada a la mujer gestante y a su acompañante en los diferentes momentos del nacimiento, atendiendo a sus necesidades emocionales y físicas, con el manejo oportuno del dolor y respetando la pertinencia cultural.
Jenny Zárate, coordinadora de Matronería del Hospital Dr. Gustavo Fricke explica que “es un nuevo modelo no solo para éste, sino para todos los nuevos hospitales en Chile e implica un respeto a la forma en que cada mujer quiere parir, y para eso hay que prepararse, estudiando los modelos, haciendo pasantías y aprendiendo a volver a nuestros inicios. Porque parir es normal, y tenemos que volver a eso, cómo, cuándo y de la forma en que quiera, protegiendo la vida de la madre y del niño, pero sobretodo respetando sus tiempos. Es algo que parece muy simple, pero no lo es, y por eso nos estamos capacitando”. La matrona Valentina Solís, quien está cursando un Diplomado en Gestación, Parto y Nacimiento Humanizado agrega que “es muy importante que nosotros como profesionales expertos en la atención de partos también avancemos en este gran paso y poder fortalecer una atención integral, respetuosa y humanizada de este momento tan especial. Todo radica en la información, en el respeto, en la privacidad y en que las mujeres se sientan seguras en su hospital”.

Nacimiento respetuoso en el nuevo hospital

El nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke se apronta a ser pionero en este modelo en la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, gracias a sus siete salas de parto integral. Estas salas, afirma Valentina Solís, “apuntan a la fisiología del trabajo de parto, a respetar los tiempos, la posición fisiológica de las mujeres para facilitar el parto. Van a tener el acompañamiento de las matronas para hacerlo como lo desean, dentro de parámetros clínicos seguros tanto para ellas como para sus hijos”. Respecto al dolor, por ejemplo, señala que “hay antecedentes que asocian el trabajo de parto con dolor, con sufrimiento, y no tiene que ser así. El parto puede ser una experiencia maravillosa. Las mujeres están preparadas para eso y lo importante es que los hospitales también estemos preparados para trabajar con ellas y ofrecer alternativas para que lo vivan como lo deseen”. Si hay alguna patología que puede afectar a la madre y al hijo y que requiere más vigilancia, como la obesidad mórbida, la diabetes insulino requirente o la pre eclampsia, el parto se realizará en un pabellón, con el mismo ambiente de respeto y seguridad.

Parto Integral

• 7 pabellones amplios habilitados para que los procesos de preparto, parto y postparto puedan realizarse con acompañantes significativos para la madre.
• Cada sala, que contará con matrona y paramédico, considera control de iluminación, acceso a música, amplio baño privado y mobiliario clínico que favorece distintas posiciones para un preparto y parto cómodo para la madre.