» Enfermedades óseas: cómo recuperar la calidad de vida de los adultos mayores

Enfermedades óseas: cómo recuperar la calidad de vida de los adultos mayores

Still Fractura de caderas Dr Dinamarca

  • Desde 2004, las intervenciones de prótesis de caderas en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, han permitido mejorar la calidad de vida y la autovalencia de más de 2 mil pacientes.

La última encuesta Casen reveló que los adultos mayores de 60 años han superado por primera vez a la población de menores de 15 años en nuestro país. Este resultado indica que la esperanza de vida del país está aumentando, pero así también lo hacen las enfermedades traumatológicas en el adulto mayor. Para enfrentar esta situación, el Hospital Dr. Gustavo Fricke cuenta con equipos de salud interdisciplinarios orientados a resolver estas patologías.

Prótesis de cadera en la red SSVQ

El Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, resuelve a nivel quirúrgico una de las patologías traumatológicas que más complicaciones trae a los adultos mayores: artrosis de cadera, a través de prótesis total o parcial.

Bien lo sabe María Carmen Navia, paciente que resolvió su artrosis con una intervención de prótesis de cadera en el Hospital: “ya no podía caminar, estuve seis meses sin salir de mi casa, así que ahora me siento súper bien. Yo vivo en el Olivar, arriba, así que ahora voy a poder movilizarme, bajar al plan, ir a comprar, ir a vitrinear, todo lo que no he hecho en seis meses”.

Con el fin de resolver la situación de pacientes como la señora María, desde el año 2004 se han realizado en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, 2.251 intervenciones de prótesis de caderas, de las cuales 1.750 corresponden a pacientes mayores de 65 años del programa de Garantías Explícitas en Salud GES.

El traumatólogo Dr. Daniel Vásquez, explica que “de 3 cirugías, subimos a 5 a la semana y hoy hacemos hasta 7 por semana, lo cual nos ha permitido cumplir nuestras metas GES progresivamente. De 70 subimos a 100, después a 140 y hoy estamos en alrededor de 200 cirugías por año. Pero concretando en el adulto mayor, resolver 200 prótesis de cadera en un año nos permite no tener lista de espera de auge, eso significa que el paciente cumple su tiempo de espera según la ley, y en ese tiempo está operado”.

El Dr. Vásquez cuenta que  estas intervenciones “significan un retorno a una vida diaria normal, sin dolor, con capacidad de movilizarse y realizar sus actividades de la vida diaria, lo cual significa una mejora en la calidad de vida de manera importante”.

Uno de los aspectos más importantes es la correcta recuperación de los pacientes intervenidos. Para terminar el proceso antes del alta, los pacientes son derivados al Hospital Geriátrico La Paz de la Tarde del SSVQ. El Dr. Vásquez  señala que “todo paciente GES, al cuarto día de operado se va al Hospital Geriátrico de Limache a completar su rehabilitación. Están entre 7 y 10 días y si es necesario se prolonga la estadía para que puedan salir efectivamente caminando sin dolor y eso ha sido muy beneficios para nosotros porque nos permite confiar en que el paciente, cuando se va, no queda solo”, afirma.

Dr Daniel Vásquez

Prevención como clave de la salud ósea

Precisamente, para enfrentar el creciente número de patologías ósea en el adulto mayor, el Servicio de Salud Viña del Mar Quillota creó hace diez años el Programa de Ortogeriatría, el primero en su género en la salud pública, para focalizar el trabajo clínico.

Asimismo, se creó una mesa de colaboración de la red traumatológica para disminuir los tiempos de espera pre quirúrgicos y un programa de prevención de las enfermedades óseas, como explica el Dr. José Luis Dinamarca, geriatra del Hospital Dr. Gustavo Fricke y referente de la especialidad del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota: “Esta iniciativa comenzó a gestarse el año pasado de la mano de las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que buscan, más que intervenir farmacológicamente, pensar en el desarrollo vital de las personas, desde que están gestándose en el vientre materno hasta que ya han cumplido más de 60 o 65 años, que son las edades propias de la geriatría. Nuestro foco es comenzar a trabajar desde mucho antes, por ejemplo, haciendo énfasis en los programas de lactancia materna, en la alimentación infantil, en la prevención del tabaquismo infantil, en los programas de actividad física de la población joven. Todo esto impacta en la salud ósea”.

En particular, las principales enfermedades de la cadera están asociadas a la fragilidad ósea causada por la osteoporosis. “Y esta enfermedad es considerada grave”, explica el Dr. Dinamarca, “porque tiene un gran impacto tanto en la funcionalidad como en la calidad de vida de la población, tanto del paciente que pierde funcionalidad y se complica con enfermedades dentro del hospital, como de la familia y las personas que cuidan a este paciente, que va a terminar con muy poca funcionalidad y muchas veces dependiendo de terceras personas”.

En cifras, si en 2009 se contaban 175 pacientes fracturados de cadera por cada 100 mil adultos mayores en el Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, hoy esa cifra aumentó a 220.

Fruto de una caída y una artrosis de cadera, Patricia Herrera, de Reñaca Alto, se recupera de diversas lesiones, para poder intervenirse: “quiero ayudar a mi hija lo más que pueda, porque no me siento, ando para acá y para allá, con bastón sí, pero camino, y hago todo lo que puedo hacer, tengo re buena voluntad con mi hija. Tengo 5 hijos, 15 nietos y tres bisnietos y por eso me quiero recuperar, para ayudar a mi hija sobre todo, porque es quien está conmigo”.

Al respecto, el geriatra hace un llamado a cuidar la salud de los adultos mayores en cada familia: “Siempre se puede prevenir. Toda persona mayor tiene derecho a conocer su estado de salud basal con exámenes que son sencillos de hacer, conocer su estado nutricional, si tiene anemia, deficiencias vitamínicas, trastorno de la albúmina, de la coagulación etc. Esos exámenes deben ser interpretados por un especialista en la materia, ojalá geriatra, para iniciar tratamientos adecuados. Hay muchas enfermedades muy comunes que impactan en salud ósea y hay que pensar que este paciente tiene caderas y huesos que pueden enfermarse debido a esto”.