» Alimentación en el nuevo hospital: nutrición saludable, inocua y variada

Alimentación en el nuevo hospital: nutrición saludable, inocua y variada

FOTO 1 PAG 2

Acceder a una alimentación nutricionalmente adecuada y segura es fundamental tanto en la recuperación como en la calidad de la estancia de los pacientes. La Central de Alimentación del nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke incorpora tecnología, espacios y modelos de trabajo que permitirán superar este objetivo y brindar además, una alimentación más variada y oportuna a las necesidades de cada usuario.

De acuerdo a María Paz Aguayo, jefa de la Central de Alimentación, “la central del nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke tendrá una importante modernización en su infraestructura y equipamiento, lo que permitirá mejorar sustancialmente los tiempos de producción, calidad, variedad, flujos de los procesos y seguridad alimentaria para nuestros pacientes. Nos interesa mejorar la calidad de atención al paciente: ajustaremos y mejoraremos los tiempos de alimentación.  Sobre todo se requiere seguir adecuando los horarios de alimentación de los pacientes diabéticos evitando ayunos prolongados y cambios drásticos en la glicemia post prandial (posterior a la alimentación)”.

Esto se logrará a través de varios aspectos. El más evidente, el equipamiento. “Trabajaremos con equipos de última generación, hornos convectores, abatidor de temperatura, cámaras de conservación de alimentos, cocina multifuncional eléctrica, sartenes basculantes, túnel de lavado de vajilla, entre otros, un ámbito importante que influye en las técnicas culinarias, pudiendo realizar todo tipo de preparaciones”, explica María Paz Aguayo.  El detalle lo explica el nutricionista Javier Aros: “El hospital va a ser ecológico y 100% eléctrico. Esto incide de manera profunda en los sistemas de producción. Los equipos serán eléctricos y a partir de eso se debe hacer una reingeniería de los procesos productivos. Y los servicios clínicos estarán dispuestos de otra manera. Eso es fundamental para generar un modelo de plan de trabajo y de alimentación para aumentar las raciones entendiendo que los horarios de alimentación son acotados. Se calculó la necesidad proyectada para la primera y la segunda etapa con equipos de última tecnología, que automatizan los procesos y son programables. Estos equipos también pueden incorporar recetas nuevas, y será más riguroso desde el punto de vista de la producción y la estandarización. Eso nos ayudará a que las preparaciones salgan siempre de la misma forma y con el mismo sabor”.

 FOTO 1 PAG 3  FOTO 3 PÁG 2

Mayor capacidad de producción

“De 400 raciones que hoy cocinamos aproximadamente, llegaremos a 1.200 raciones por tiempo de comida (desayuno, almuerzo, once y cena) considerando no solo a hospitalizados sino también a la gran cantidad de pacientes ambulatorios y a otros usuarios, como el jardín infantil y el club escolar de hijos de funcionarios” explica Javier Araos. Junto al aumento de producción se incorporarán nuevos regímenes alimenticios, lo que implica mayor variedad de alimentos y preparaciones.

Patricia Valenzuela, enfermera de la Unidad de Puesta en Marcha señala que “los funcionarios trabajan en flujo unidireccional, lo que significa que ingresan por un sector,  terminan con su línea de producción y salen con carros con alimentos para su distribución. Las nuevas dependencias facilitan  el proceso porque está muy bien estructurado, con bodegas ordenadas de acuerdo a las materias primas que se van sacando, cámaras de elaboración y de pre elaboración de alimentos, zonas de cocina caliente, fría y termina en cinta de producción donde se ponen las bandejas”.

La jefa de la Central agrega que “tendremos una línea de distribución más amplia y de mejores características, bandejas térmicas, loza y carros de transporte acordes a las necesidades actuales para una distribución expedita, logrando mantener la temperatura optima de las preparaciones”.

Sedile

El Servicio Dietético de Leche (SEDILE), destinado a la preparación, envasado y esterilización de fórmulas lácteas para pacientes de Neonatología, Pediatría y alimentación parenteral y suplementos orales para adultos hospitalizados, también cambia a partir de la infraestructura y el equipamiento. Ingrid Basualto, nutricionista encargada de esta unidad explica que ”la nueva infraestructura tiene un flujo unidireccional y equipamiento como el autoclave de inicio, que permite esterilizar todos los accesorios que se utilizan tanto en la producción como en la distribución, y un autoclave de término que esterilizará todas las mamaderas y fórmulas lácteas que se producen en el servicio. Estará asegurado todo el proceso de producción para entregar un producto inocuo. Tendremos equipos de frío y para retermalizar, y el lavado – que hoy es manual – será con máquinas lavadoras desinfectadoras de biberones. Vamos a poder optimizar los tiempos y los procesos”, lo que implica un incremento de 500 a 700 unidades.

Equipamiento

  • 3 hornos de acción combinada: que permiten la cocción simultánea de mil porciones.
  • 1 abatidor que permite enfriar en tiempos mínimos conservando la calidad, aroma, sabor y textura de hasta 20 porciones.
  • 7 termos eléctricos con capacidad total de 180 litros de agua, con control de temperatura de hasta 90°C.
  • 1 sartén basculante de 150 litros que permite cocinar, freír o asar en cuatro zonas del mismo sartén, y preparar hasta 300 raciones simultáneamente.