» Unidad de Medicina Física y Rehabilitación: fortalece la recuperación de usuarios y usuarias afectados por el cáncer de mama

Unidad de Medicina Física y Rehabilitación: fortalece la recuperación de usuarios y usuarias afectados por el cáncer de mama

_KINE cáncer de mama5

- El Programa de Rehabilitación en Cáncer de Mama está orientado a usuarios de toda la red del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota (SSVQ).

La Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Dr. Gustavo Fricke implementó esta iniciativa con el objetivo de optimizar la función física, mejorar la independencia, recuperar la funcionalidad, disminuir el dolor, aumentar la movilidad y mejorar la calidad de vida de aquellos hombres y mujeres que han sufrido un cáncer de mama y que han desarrollado complicaciones que les impiden llevar su vida con normalidad.

Para Tita Aguilera, Jefa de la Unidad de Medicina Física a Rehabilitación, el linfedema (acumulación anormal de líquido en el tejido blando) en extremidad superior es el gran responsable del ingreso de los usuarios y usuarias a este programa: “La mayoría de los pacientes que se incorporan lo hacen porque han sufrido una  acumulación anormal de líquido debido a una obstrucción en el sistema linfático, y a través de un método integral que incluye diferentes técnicas, como el tratamiento comprensivo por medio de capas, permite a la persona recuperar el volumen, favorecer el rango y la fuerza articular”.

Las usuarias y usuarios que forman parte de este programa son en un 99% mujeres mayores de 35 y hasta 85 años e ingresan a través de una interconsulta. Se reúnen con los profesionales para definir conjuntamente los objetivos terapéuticos y así cumplir con la expectativa de recuperación, entendiendo que el proceso no solo incluirá la terapia kinésica, sino que también la educación respecto a la patología y la recuperación de la funcionalidad.

_KINE cáncer de mama4  Testimonio Francisca

En ese sentido, Melissa Salazar, kinesióloga que lidera el programa de rehabilitación en Cáncer de Mama, destaca la integralidad del proceso: “El rol del kinesiólogo no dice relación solo con disminuir el dolor, nosotros debemos educar sobre la patología, conocer sus realidades familiares y profesionales, y trabajar mancomunadamente en objetivos reales y alcanzables”.

Las sesiones de rehabilitación duran entre 45-60 minutos y en su mayoría incluyen una terapia descongestiva compleja: drenaje linfático con máquinas y manual, comprensión simple y multicapas, ejercicios linfokinésicos y educación.

Bien lo sabe, Francisca Maldonado, quien tras ser diagnostica de cáncer de mama el año 2011, ingresó al programa de rehabilitación hace algunos meses para calmar el dolor y poder desarrollar con normalidad sus labores como manipuladora de alimentos: “Yo comencé la terapia y después la abandoné porque dije: “ya estoy bien”, pero no es así, uno tiene que ser constante para ver los cambios y entender que esto es crónico y debe cuidarse. Yo ahora estoy bien, mi brazo disminuye, siento más alivio, me calma el dolor, ya no está tan tirante, antes me pesaba, pero es porque ahora vengo”.