» Dr. Leonardo Reyes, Director del Hospital Dr. Gustavo Fricke: “Es fundamental el impacto que va a tener el nuevo hospital, si lo hacemos bien”

Dr. Leonardo Reyes, Director del Hospital Dr. Gustavo Fricke: “Es fundamental el impacto que va a tener el nuevo hospital, si lo hacemos bien”

IMG_8139

  • “Es un hospital complejo tecnológicamente y por lo tanto requiere mucha aplicación en las terminaciones finales”, afirma el Dr. Leonardo Reyes, Director del Hospital Dr. Gustavo Fricke respecto al futuro establecimiento, con los mismos y ubicación del actual, que data de 1954.

El proyecto de normalización del Hospital Dr. Gustavo Fricke es el proyecto hospitalario más grande en proceso de construcción en la región de Valparaíso, el cual beneficiará a un millón de usuarios de la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota. Es un proyecto en dos etapas, lo que permite mantener la funcionalidad del establecimiento, debido a que se construye en el mismo terreno donde está emplazado.

Con una superficie de 92.297 metros cuadrados para su primera etapa  – 76.006 metros cuadrados de recinto hospitalario y 16.291 metros cuadrados de estacionamientos –cuenta con 8 niveles de altura sobre el terreno, pisos subterráneos y un helipuerto.

Avance en línea con la renovación de la red hospitalaria

Respecto a los avances de la obra, que registra un avance de 94.35% a febrero de 2019, el médico afirma que “este año debiéramos ya concluir el hospital y terminar de planificar cómo vamos a hacer el traslado hacia las nuevas instalaciones desde el actual hospital. Estamos conformes, creo que el año 2018 se avanzó bastante, se recuperó terreno respecto de cosas que no habíamos definido en ámbitos gremiales, en vestidores, estacionamientos,  el casino,  para que tengamos tranquilidad en cosas fundamentales para los trabajadores”.

El Dr. Reyes señala que “respecto de la comunidad, hemos sido transparentes en decir que esta es la obra más compleja de la región de los últimos años, que triplicamos y cuadruplicamos la superficie y condiciones de equipamiento respecto de lo que tenemos actualmente en el nuevo hospital, y eso ha requerido un poco más de tiempo del que habíamos planificado inicialmente. Pero que tengan la confianza de que el hospital que recibamos y entreguemos a la comunidad para su atención va a cumplir con todas las expectativas que la comunidad tiene puesto en ello, entendiendo que el hospital forma parte de una red asistencial que es grande, y conlleva otros hospitales de alta complejidad.  Como ha dicho el Gobierno, el énfasis debe estar puesto en la prevención y la promoción, por eso  el fortalecimiento de la red de atención primaria de salud es nuestra primera puerta de entrada donde debieran contenerse y mejorarse las personas. Y el hospital debiera cumplir el rol de un hospital terciario complejo para la atención de enfermedades y cuadros que la población demande y no son posibles de resolver en los niveles de atención primaria y secundaria”.

IMG_6423  IMG_6434

El impacto del nuevo hospital Fricke en las personas

“Es fundamental el impacto que va a tener el nuevo hospital”, asegura: “y en eso estamos ocupados tanto los directivos como los profesionales de Puesta en Marcha y Gestión del Cambio que están trabajando con los funcionarios del hospital, en la atención directa en términos de bajar tiempos de espera, en especial en cirugía. Que agreguemos 10 pabellones más, que agreguemos 100 camas más, significa que tenemos que esforzarnos, porque eso sí es un impacto en nuestra población respecto de su atención quirúrgica, de la situación de la urgencia, que se  verán favorecidas con el nuevo hospital”.

La primera etapa del nuevo Hospital Fricke contempla 116 camas críticas y 442 camas de hospitalización, 21 pabellones quirúrgicos, 3 pabellones de Hemodinamia y 7 salas de parto integral, lo que implica un diseño constructivo en línea con las necesidades de sus pacientes, como señala el Dr. Reyes: “Estamos hablando de un manejo centralizado de los ascensores, de la climatización, de la luminosidad, estamos hablando de una situación actual de hasta 8 pacientes por sala, y con un baño cada 30 o 40 pacientes, a salas de 3 camas con un baño, que a uno le parece tan normal pero nuestros hospitales tienen 65 años y es un avance fundamental para el paciente, su comodidad y también para sus familiares y visitas: vamos a tener espacios muy cómodos y muy adecuados para que el acompañamiento dentro de las salas a los pacientes se pueda dar con absoluta comodidad y tranquilidad”.

Tecnologías y nuevos modelos de gestión

En términos de tecnología de punta en sus procesos, los equipos que más destacan son: el primer resonador magnético nuclear del Servicio de Salud, tres angiógrafos y dos gammacámaras. Sin embargo, uno de los mayores impactos estará en el proyecto de informatización.

Esta iniciativa implica la implementación de sistemas informáticos, cuyo principal resultado será la ficha clínica electrónica, que se extenderá a todos los pacientes de la red sanitaria, además, de una inversión de 10.700 millones de pesos realizada por el Ministerio de Salud  en diversos sistemas informáticos para imágenes, laboratorio, anatomía patológica, diagnósticos, sistemas administrativos, de seguridad, entre otros.

Para el Director del hospital, “el impacto que esperamos es muy importante en términos de tener una ficha única, legible para todo el mundo. Partió siendo un proyecto solo del hospital Fricke, pero tuvimos una mirada de red y, por lo tanto, se va a licitar un proyecto que va a permitir que, en la medida que entren en funcionamiento los hospitales Bi Provincial de Quillota y Marga Marga sea la red completa la que empiece a estar en línea, con una ficha única que pueda ser vista en cualquiera de los hospitales, ese es el impacto que esperamos”.

Asimismo, abordó un cambio fundamental en la forma de gestionar el hospital, a través del sistema de camas indiferenciadas: “hoy existen servicios clínicos, está el servicio de cirugía, está el servicio de pediatría, está obstetricia, medicina interna, que históricamente han tenido un número de camas definido. Pero esas camas, cuando no llegaban pacientes de esta especialidad, muchas veces terminaban desocupadas. Hace muchos años se empezó a trabajar conceptos más amplios de bloque médico quirúrgico, de la mujer y del niño y ese es el concepto que estamos trabajando para trasladar al nuevo hospital. Va a haber un piso quirúrgico, donde van a estar las especialidades actuales de urología, traumatología y cirugía general. Va a haber un piso materno e infantil donde va a estar maternidad, lo ginecológico y pediátrico. Y va a haber un piso médico, donde estarán las especialidades médicas con un número de camas virtualmente asignada pero que será variable y flexible en función de la demanda que tengamos, sobre todo en los servicios de urgencia, lo que permite que la provisión de las camas sea de un 100%”, aseguró.