» Plan de Emergencia, protección para las personas en el nuevo hospital

Plan de Emergencia, protección para las personas en el nuevo hospital

FOTO 1 NOTA PLAN DE EMERGENCIA
• Con el fin de prevenir o mitigar el impacto de una situación de emergencia en los funcionarios, pacientes y familiares, equipos e instalaciones, se estableció el Plan de Emergencia para el nuevo hospital que contempla la gestión y respuesta ante eventos como incendios, inundaciones o sismos.
Así, coordinado con la red asistencial prehospitalaria y hospitalaria del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota (SSVQ), el nuevo hospital estará preparado tanto para enfrentar las contingencias internas como externas. El Dr. Heriberto Pérez, actual Jefe de Emergencias y Desastres del SSVQ y del SAMU explica que “el Plan de Emergencia del hospital debe dar cuenta tanto de las emergencias que ocurren dentro como de aquellas que ocurren fuera del hospital. Está diseñado de manera tal que se reconoce una instancia de gestión de las operaciones de emergencia donde están involucrados los directivos del hospital, donde se pueda conformar un COE – Centro de Operaciones de Emergencia – que permita gestionar la emergencia en su globalidad y tomar las decisiones más oportuna y pertinente para cada caso”.

Enfrentando emergencias externas

En lo que respecta a las emergencias que ocurren fuera del recinto hospitalario, el Dr. Pérez señala que “el impacto más importante son los accidentes con múltiples víctimas. Por tanto, el nuevo hospital contempla un procedimiento que establece cómo se comportan las Unidades de Emergencia y de Cuidados Intensivos ante la masiva llegada de heridos. Nosotros como sistema prehospitalario categorizamos a los pacientes y los distribuimos en la red, es decir que los menos graves van a lugares más básicos de atención y reservamos los hospitales de alta resolución para los pacientes críticos que requieren procedimientos más complejos. Pero aun así, puede llegar una cantidad importante de lesionados al hospital Fricke, y tiene que estar preparado para ello. Otra emergencia que hay que contemplar son los pacientes contaminados: hacemos lo posible por cumplir los procedimientos de descontaminación de estas víctimas fuera del hospital, eso lo hacen otros organismo como bomberos, pero aun así deben advertir esa condición”.

Preparados para emergencias intrahospitalarias

Olaya Apablaza, Prevencionista de Riegos del hospital explica que en las emergencias internas, el Plan desarrolla procedimientos para sismos, incendios, inundaciones, tsunamis, robos y fugas de gas, además de evacuaciones. “En el nuevo hospital, tenemos detectores de temperatura, de humo, alarmas manuales, teléfono de emergencia, redes húmedas y secas, rociadores, nebulizadores, un sistema de gases limpios que protege equipamiento y redes eléctricas, además de puertas y muros cortafuego que compartimentan el edificio para aislar y contener una emergencia por fuego. El hospital también tiene aisladores sísmicos que se incorporaron para que el edificio pueda resistir un sismo de gran magnitud, y vidrios con placas de seguridad plásticas que evitan la proyección de los cristales cuando se quiebran”.
La profesional agrega que se diseñaron planes locales que se relacionan con los 8 pisos del hospital y sus servicios clínicos: “En base a las características de los pacientes y de cada servicio se definen 42 planes de evacuación locales que explican las zonas de seguridad, cómo se evacúa, qué recursos tiene y como se prepara cada servicio para dar respuesta a una emergencia y la prioridad de la evacuación. Y están los roles de quienes responden, desde el jefe del servicio hasta el auxiliar o el administrativo porque todos tienen un papel que cumplir”.

Patricia Valenzuela, enfermera de la Unidad de Puesta en Marcha señala respecto a la evacuación de pacientes hospitalizados que “evaluamos como primera opción trasladarlos utilizando evacuación transversal, es decir, en el mismo piso. En caso de que, a pesar de todos los sistemas de extinción un siniestro continúe, realizamos evacuación vertical. En cuanto a la preparación de los pacientes, se analizó las características de cada uno de acuerdo a su lugar de hospitalización. Se evaluó qué pacientes en general reciben oxígeno y se identificó un área donde se les presten condiciones clínicas adecuadas. Para el caso de pacientes que estén recibiendo un procedimiento invasivo al momento de la evacuación, como diálisis, analizamos con cada unidad lo que requería el paciente para ser preparado en forma rápida para evacuarlo. También se establece lo que deben hacer los servicios que reciban pacientes o funcionarios evacuados. Y tenemos un plan de retorno después de un siniestro, como la verificación de la normalización de las condiciones de hospitalización”.

Como parte de este Plan, se programó la capacitación progresiva de todos los funcionarios, a través de módulos teóricos y prácticos, iniciando el programa con los monitores de emergencia, jefes y supervisores de servicio en junio próximo.