» Los desafíos del equipamiento en el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ

Los desafíos del equipamiento en el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ

Foto 2 Nota equipamiento

El primer semestre de 2019 es clave para el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke, ya que culmina el ingreso de equipamiento y mobiliario del futuro establecimiento. Son 8 mil equipos nuevos cuyo valor supera los 54 mil millones de pesos y cuyo objetivo es dotar de nueva y mejor tecnología para intervenciones, procedimientos y atenciones a la población.

A la fecha, un 45% de ese presupuesto ya se encuentra ejecutado con la adquisición de los equipos de mayor costo, como escáneres y gammacámaras, los cuales se encuentran instalados en obra. Otros equipos de menor tamaño serán también ingresados en obra el 2019.

Gran equipamiento y mobiliario

Uno de los equipamientos más destacados del nuevo hospital es el resonador magnético nuclear, equipo único en la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota (SSVQ), que realiza exámenes utilizando imanes y ondas de radio potentes para crear imágenes del cuerpo muy precisas, sin emplear radiación ionizante. Por sus requerimientos técnicos, ingresará al Nuevo hospital un  mes antes de su entrada en operación, coincidiendo con la estabilización de todos los servicios básicos del edificio.

Un desafío diferente lo constituyen los tres angiógrafos de la Unidad de Hemodinamia, que a través de rayos X permiten obtener imágenes en tiempo real del sistema vascular, e intervenirlo. Estos inmensos equipos, de tres toneladas de peso cada uno, serán subidos al segundo piso, ya sea por dentro o por fuera del edificio, utilizando grúas.

Respecto del mobiliario principal, los 558 catres clínicos para los pacientes de las Unidades de Paciente Crítico y las áreas de hospitalización,  serán ingresados a mediados de año, y deberán ser revisadas unidad por unidad, al igual que todos los equipos y muebles que ingresen a la obra.

Preparando la capacitación para los servicios clínicos

También el próximo año comienza la capacitación de los funcionarios que operarán este nuevo equipamiento. “Son muchos tipos de equipos y distintos”, explica Carolina Reyes, Jefa de Equipamiento de la Subdirección de Desarrollo Institucional del SSVQ, y “la idea es que desde el primer día de operación la gente sepa cómo funcionan estos equipos.

Equipos que llegan al Hospital actual

Este año, se inició el adelantamiento de algunos equipos para ser utilizados desde ya en el actual hospital, en pos de una mejor atención de los pacientes. En ese contexto llegaron, además de una lavadora ultrasónica al Servicio de Esterilización, tres nuevos equipos a los servicios clínicos: dos duodenoscopios y un ecógrafo.

Los  duodenoscopios llegaron al Servicio de Cirugía Adultos para mejorar la resolución de patologías gastrointestinales. El video duodenoscopio permite el tratamiento y diagnóstico de enfermedades del conducto biliar y del área pancreática y, también, del resto del tubo digestivo para la toma de biopsias específicas. Este equipo fue diseñado para realizar un procedimiento se llama colangeopacreatografía endoscópica retrógrada (CPER), prestación que hasta hace poco debía ser derivada al extrasistema hospitalario, con alto costo para el Hospital. El Dr. Carlos Chávez, cirujano endoscopista del Servicio de Cirugía Adultos, explica que “se trata de  un procedimiento mínimamente invasivo, mucho más seguro que la cirugía tradicional que permite una recuperación más rápida, con menos riesgos de complicaciones hemorrágicas y la rehabilitación y recuperación de la actividad habitual del paciente”, explicó.

En tanto, a Ginecología y Obstetricia se incorporó un moderno ecógrafo, para renovar en equipamiento ya existente en el Servicio.  El Dr. Gabriel Anwandter, Jefe de la Unidad Medicina Materno Fetal, afirma que el ecógrafo, “nos permite duplicar nuestra opción de tomar ecografías de alta calidad. No solo porque las imágenes son más complejas, en 3D, sino que lo más importante es que el equipo nuevo es de una velocidad de procesamiento es más rápido, la imagen se toma con más velocidad, y la calidad de la imagen es superior, lo que nos permite hacer mejores diagnósticos sobre flujos sanguíneos, del corazón especialmente, y permite mejorar la adquisición de información para que la ecografía pueda ser procesada después del examen por los especialistas que así lo requieran para profundizar en las condiciones de nacimiento de esos niños con problemas durante el embarazo”.