» Patología de Mama y Cuello, una nueva unidad para la detección y el diagnóstico precoz

Patología de Mama y Cuello, una nueva unidad para la detección y el diagnóstico precoz

PÁG 1 Y 2 FOTO 1

  • Aunque la primera causa de muerte de las mujeres es el cáncer de mama, el diagnóstico precoz aumenta hasta en un 95% las probabilidades de recuperación. Es por eso que el estreno de una Unidad de Patología de Mama y Cuello en el Nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota ofrecerá la atención expedita que sus pacientes requieren.

La enfermera de la Unidad de Puesta en Marcha del Hospital, Verónica Moreno, explica que “existe hoy un área de mamografía, que pertenece a Imagenología, mientras que  el área de patología mamaria y de cuello es parte del Consultorio Adosado de Especialidades (CAE).  En el Nuevo Hospital, el equipamiento y el espacio físico permitieron unir ambas áreas y formar una nueva unidad”.  Amplía la Dra. Adriana Lobos, Jefa de la futura Unidad de Patología de Mama, Cabeza y Cuello: “La gran novedad es que nos vamos a reunir en un mismo espacio físico los diferentes especialistas que trabajamos en la resolución de patología mamaria. El objetivo es reducir los tiempos de cada proceso, reducir los viajes de las pacientes, mejorar los tiempos de diagnósticos y dar una mejor calidad de atención. Necesariamente va a tener un impacto, puesto que habrá una comunicación directa entre los distintos integrantes de la unidad que va a permitir que, cuando estemos frente a una sospecha de cáncer, nos ponemos todos en el mismo modus operandi de hacer pronto lo que la paciente requiere”.

Esta unidad, que resuelve casos relacionados con oncología de partes blandas tales como cánceres de piel, cabeza y cuello, mama y de otros órganos, estará ubicada en el primer piso del Nuevo Hospital. Contará con tres box de consulta, salas de ecotomografía y mamografía con vestidores y una sala de espera con recepción. “El equipamiento más importante es el ecógrafo y el mamógrafo con biopsia estereotáxica” explica Verónica Moreno, ya que este último equipo no sólo permite hacer la mamografía sino también localizar una anormalidad en el seno y extirpar una muestra de tejido de manera mínimamente invasiva. Además, agrega, “se pretende desarrollar también la Telemedicina, con el fin de apoyar a los hospitales de menor complejidad de la Red del Servicio de Salud”.

Adentrándose un poco más en el tema de equipamiento, el Dr. Rodrigo Heim, radiólogo, explica que el mamógrafo con biopsia estereotáxica “es de última generación, y permite hacer procedimientos percutáneos, biopsias. Las pacientes anteriormente tenían que viajar a Santiago, a un centro de derivación metropolitano para hacer la biopsia estereotáxica que en la región no se disponía hasta este momento. Para las pacientes va a ser una gran noticia no tener que viajar, ya que hay que viajar 2 horas, dos horas y media, llegar en metro al hospital, no todos se ubican en Santiago y enfrentar el tema económico, que no es menor. Esta biopsia, que va a estar adosada al mamógrafo facilita la toma de la muestra”.

“Aquí, señala, todos importamos, los cirujanos, los oncólogos, los radioterapeutas, los radiólogos y los patólogos, todos somos parte de la cadena importante para que ande bien. Si tenemos las unidades lo más cerca posible dentro del hospital, eso facilita el trabajo tanto para el equipo clínico como para los pacientes, que no tienen que andar movilizándose”.

Atención a las personas

Marisol Aliaga, quien es paciente de la actual Unidad, ya ve los cambios que se producirán en el nuevo establecimiento: “La atención cambió en este hospital, encuentro que es maravilloso. Estoy muy orgullosa de lo que dijo el Presidente que iba a pasar en salud y lo que está pasando ahora, y estoy muy orgullosa porque es verdad lo que está pasando, es un cambio radical lo que están haciendo”.

En este sentido, la Dra. Lobos recuerda que desde sus inicios en 1985, la Unidad se orienta a pacientes cuyas necesidades son más exigentes en cuanto a la atención. “Hay una mejoría de las instalaciones, desde el punto de vista físico va a ser una comodidad tanto para el paciente como para nosotros. Pero tenemos que recordar que los nuevos edificios no mejoran la calidad de la atención. La calidad de la atención la dan los funcionarios. Y los nuestros están comprometidos con una muy buena calidad de la atención. Tenemos la obligación de trabajar con ese sentido, puesto que cada ser humano, cuando se enfrenta a la palabra cáncer sufre un enorme impacto”.