» Con emotiva ceremonia el Hospital Fricke reconoció a los funcionarios que se jubilan

Con emotiva ceremonia el Hospital Fricke reconoció a los funcionarios que se jubilan

Con emotiva ceremonia el Hospital Fricke reconoció a los funcionarios que se jubilan

- 29 trabajadores de diversas áreas del recinto fueron homenajeados por su vocación y trayectoria

El reconocimiento a la vocación y trayectoria en el servicio público es una de las políticas de Recursos Humanos del hospital Viñamarino. Por ello a través de una emocionante ceremonia se les rindió homenaje a los funcionarios que dejan el hospital e inician la etapa de jubilación. Juan Carlos Gac, Director (S) del Hospital Gustavo Fricke SSVQ, comentó: “La importancia de destacarlos, es reconocer toda su trayectoria profesional, hay personas con 35 y 40 años de servicio en el establecimiento, todo lo que aportaron con todas las vidas que pudieron salvar y a todas las familias que pudieron atender, por eso estamos muy contentos de poder despedirlos hoy con mucho cariño”. 

Veintinueve funcionarios de los estamentos administrativo, auxiliar, técnico, médico y profesional se acogieron al retiro voluntario de la institución y al recordar su paso por el hospital base de la red Viña del Mar Quillota, sólo tienen palabras de orgullo. Lautaro Zárate, Auxiliar de Pabellón señala “El hospital me lo dio todo, me dio amigos, compañeros buenos de trabajo, gente muy buena. Dejé una familia, vivía más en el hospital que en mi casa y por lo tanto yo me sentía muy bien en el hospital si fue por una enfermedad que tuve que me alejé. Quiero dar los agradecimientos a esta ceremonia que fue hermosa, se preocuparon demasiado, creo que ni me lo merezco”.

Mercedes Escobar, administrativa de Contabilidad recuerda que hace 36 años “llegué a la biblioteca y luego a contabilidad” y destaca que “los mejores recuerdos de mi tiempo era cuando se hacían las celebraciones del hospital, se hacían carros alegóricos y había participación de todos los funcionarios”. Por su parte Carlos Ávalos que trabajó el mismo periodo de tiempo en Equipos industriales, calificó esta actividad como “bien organizada, entretenida y emocionante que se haya reconocido la labor que hacemos muchos, a veces casi de incognito”.

La ceremonia contó con la participación de autoridades del sector salud, quienes entregaron un afectuoso saludo a los jubilados, demás de la presentación del grupo espectáculo “Los Abuelos de Chile”, quienes con su alegría y dinamismo invitaron a los funcionarios a vivir con plenitud esta nueva etapa. Posteriormente, el Director del hospital manifestó en nombre de toda la comunidad hospitalaria sus buenos deseos y el recuerdo que cada uno de los jubilados dejó en sus equipos de trabajo y en la institución.

Uno de los homenajeados fue, Saúl Zúñiga Borcoski, médico cirujano y Jefe del Servicio clínico Pensionado quien se desempeñó 41 años en el hospital y reflexiona: “Lo que he concluido, después de haber trabajado todo este tiempo es de que si volviera a nacer, volvería a ser médico y trabajar por la gente que me quiere y me necesita en el hospital. Yo tuve la suerte de que en mi tiempo entré a estudiar en la universidad en que no se pagaba, por lo tanto uno durante todo ese periodo uno adquiere una responsabilidad con la comunidad que te ayudó a estudiar y mi compromiso era para con ellos, me voy feliz con esa etapa”. La formación de nuevos especialistas fue una de las características que el Director del hospital agradeció a los médicos que este año dejan la institución. “Mi compromiso a parte de los pacientes y con Chile era con las universidades que me mostraban alumnos y quería darles lo mejor de mi preparación para con ellos. Siempre como talla yo decía estos jóvenes son los que nos van a a atender a nosotros” agrega Zúñiga.

Adela Muñoz, Jefa de Auditoría Interna, trabajó durante 34 años en el Hospital Fricke, con experiencia en diversas áreas y al iniciar esta nueva etapa reflexiona: “La verdad es que el servir, lo indica la palabra, dice que debes entregarte y creo que es muy importante el dar y entregar, todo lo que uno aprende en el transcurso de los años debe entregarlo a los demás, sin guardarse nada, todo lo aprendido y lo que se ha llevado a la práctica, para que los demás puedan seguir en la misma línea. Si pudiera definir mis años en el hospital, es como una melodía, que tiene muchas notas, altos y bajos, porque esto tiene sus bemoles, todos son desafíos, hay que fijarse metas y objetivos, que se tienen que llevar a cabo en pos de la institución y los usuarios”.
 
jubilados2
jubilados 3