» A 50 años del primer trasplante cardiaco en Chile realizado por el Dr. Jorge Kaplan: El legado de un maestro de la medicina.

A 50 años del primer trasplante cardiaco en Chile realizado por el Dr. Jorge Kaplan: El legado de un maestro de la medicina.

Foto

  • Dr. Oneglio Pedemonte y Dr. Ernesto Aránguiz reflexionan sobre el legado y valores que dejó el Dr. Jorge Kaplan.

Al cumplirse 50 años de la realización del primer trasplante de corazón en Chile, de la mano del Dr. Jorge Kaplan, sus discípulos clínicos, Dr. Ernesto Aranguiz, Jefe de Cirugía Cardiovascular y del Programa de Cardiopatía Terminal y Trasplante del Hospital Dr. Gustavo Fricke, y Dr. Oneglio Pedemonte, Jefe de la UCI Cardiovascular del establecimiento y Presidente de la Fundación Kaplan, reflexionan sobre el rol histórico que ha tenido la persona del Dr. Kaplan no sólo en la medicina nacional, sino a nivel humano y en el desarrollo de su especialidad.

Ambos, herederos de este legado, están a la cabeza del trabajo realizado en el Fricke, como el Centro de Referencia con más experiencia en trasplantes cardiacos en el país. Si bien, el primer trasplante cardiaco se realizó en el Hospital Naval Almirante Nef, en Playa Ancha el año 1968, el Dr. Kaplan mantuvo su quehacer médico en el Hospital Fricke durante los últimos años, y fruto de ese trabajo el centro posee la exitosa cifra de más de 103 trasplantes cardiacos realizados.

El Dr. Ernesto Aranguiz, con gran orgullo explica que “poder conmemorar el Aniversario Nº 50 de Don Jorge Kaplan, que en realidad constituyó en su momento un hecho histórico de connotación nacional e internacional y que quienes tuvimos la oportunidad de vivir esa experiencia, fue extraordinario y de mucha emoción”.

En tanto, El Dr. Oneglio Pedemonte, agrega que  “no quisiéramos que pasara inadvertido un hecho tan significativo para la medicina chilena, para la región y para la medicina mundial, como fue haber realizado seis meses después de Cristián Barnard, el primer trasplante cardiaco en Chile. De tal manera que es un hito relevante para la medicina y por lo tanto, también para nuestro trabajo porque a través de los años el trasplante cardíaco se ha ido consolidando como una terapia efectiva para todos los pacientes que no tienen otra esperanza que salir adelante por ser portadores de una insuficiencia cardíaca terminal.

Un maestro y un guía

El actual jefe de Cirugía Cardiovascular, agrega que “a solo 6 meses de haber sido conmovido el mundo con la noticia de que se podía trasplantar el corazón de un ser humano a otro, se pudo comprobar pocos meses después que en Valparaíso, en la Quinta Región, en un hospital de Playa Ancha, en el Hospital Naval, un doctor llamado Jorge Kaplan, había preparado todo y lo había realizado con éxito, fue un motivo de orgullo.

Pero además de la hazaña médica, el médico comenta que “ha sido siempre nuestro maestro y nuestro guía, no podemos sino sentir el compromiso de seguir lo que él siempre nos señalaba, dar la mejor atención posible, y sin pensar en fronteras, sino que pensando realmente en qué es lo mejor para nuestros pacientes.”

Otras de las características del Dr. Kaplan, fue su especial trato con las personas. “Don Jorge siempre fue cariñoso, respetuoso, cercano con la gente, eso siempre se le reconoció, pensar en el desarrollo y crecimiento cada vez mayor de nuestra profesión, no sentirnos limitados. Hay una reflexión acerca de lo que don Jorge fue como líder, como persona y sobre todo como ser humano. Ese reconocimiento a nosotros nos enorgullece y nos alegra porque creo que es lo justo. El país merece mantener en su historia a una persona como Don Jorge. A nosotros no nos queda más que, en la medida de nuestras posibilidades, tratar de seguir lo que él nos enseñó y lo que él nos indicó, qué era lo que tenía que hacer para ser lo que queremos como profesionales y ser buenos médicos”.

20 años de trabajo ininterrumpido

Afortunadamente, agrega, “tenemos un programa exitoso de cirugía en pacientes cardiacos terminales y trasplantes cardiacos que también este año cumple 20 años y que nos tiene liderando a nivel nacional en cuanto a trasplantes realizados; también nuestro hospital ha sido pionero en técnicas de vanguardia en implante de asistencia ventricular extracorpórea, conocido comúnmente como corazones artificiales. En la Fundación se ha desarrollado todo un equipamiento de rehabilitación cardiaca que es algo que realmente en el primer mundo marca la pauta de lo que es un buen tratamiento cardiovascular, sobre todo en la recuperación de los pacientes en una forma más integral”.

“También trabajando en la investigación, es decir, la idea es que podamos seguir aportando con nuevas ideas y estar siempre atentos a lo que va pasando en el mundo para ir aprovechando lo que va apareciendo como ideas importantes para entregárselo a nuestros pacientes beneficiarios, que es lo que realmente a nosotros nos enorgullece: estar trabajando en un hospital del sistema público de salud entregándole a nuestros pacientes beneficiarios las mejores oportunidades en el área de la cardiología y la cirugía cardiovascular”.

El Dr. Pedemonte puntualiza que en este “hospital, gracias a la enseñanza que nos dejó, se ha destacado a nivel nacional por ser el centro más importante de trasplante cardiaco del país que está en el sistema público, incluyendo también los del sistema privado y eso se debe fundamentalmente a las enseñanzas que nosotros adquirimos de nuestro maestro que fue el doctor Jorge Kaplan”.

Prueba de este legado, ha siso, Señala el Dr. Aranguiz, contar con “un programa exitoso de cirugía en pacientes cardiacos terminales y trasplantes cardiacos que también este año cumple 20 años y que nos tiene liderando a nivel nacional en cuanto a trasplantes realizados; también nuestro hospital ha sido pionero en técnicas de vanguardia en implante de asistencia ventricular extracorpórea, conocido comúnmente como corazones artificiales”

Proyecciones

El Dr. Oneglio Pedemonte, de la mano de la Fundación Kaplan, que recoge el legado de su memoria, “estamos investigando y desarrollando nuevos métodos de tratamiento. Uno de ellos, que ha sido tremendamente exitoso, es la rehabilitación cardiovascular que ha permitido mejorar la calidad de vida de muchos de nuestros pacientes.

“Nos llegó la comunicación que nuestro trabajo “Señero en asistencia ventricular izquierda” fue publicado en una revista internacional y sostiene que somos la primera experiencia en Sudamérica, así está titulado el artículo. Pero no nos vamos a quedar ahí, vamos a seguir investigando porque nosotros creemos que son impresionantes las posibilidades de que existen en esta patología y pensamos que podemos desarrollar nuevos dispositivos, nuevas formas de tratamiento y en eso estamos trabajando, no solamente nosotros, sino que también jóvenes investigadores”.

“Hemos vinculado no solamente gente de la ciencia médica, que estudian medicina, sino que también hemos vinculado a ingenieros, arquitectos, diseñadores que están trabajando con nosotros para crear nuevas alternativas y nuevas posibilidades y serán ellos los que tendrán que a futuro, entregar nuevas alternativas de tratamiento a nuestros pacientes. Nosotros estamos convencidos que este es un proyecto súper innovador y yo creo que también le hace muy bien a la región y al país, que nos dediquemos no solamente a exportar materias primas, sino que también a desarrollar nuestra mente en la innovación y en trabajos más científicos”.